La procrastinación y la falta de atención son dos de los principales enemigos del knowmad. Combatirlos no es tarea fácil. Un método cuya efectividad para ayudarte a concentrar la atención está fuera de toda duda es la técnica Pomodoro.

Se trata de un sistema ideado en los años ochenta por el italiano Francesco Cirillo para mejorar su rendimiento académico que hoy día se ha convertido en uno de las herramientas básicas de los campeones de la productividad y la efectividad personal.

El método propone trabajar en bloques de tiempo de 30 minutos. Cada uno de estos bloques constituye un Pomodoro, que se subdivide en 25 minutos de trabajo ininterrumpido y 5 minutos de descanso.

Luego de completar 4 Pomodoros, debes tomar un descanso de entre 15 y 30 minutos antes de reiniciar el proceso.

Sencillo y minimalista, ¿no te parece?

Pues sí. Esta es una de las ventajas de la técnica Pomodoro: no necesitas una aplicación estelar, un sistema complejo. Con lápiz, papel, un temporizador y las sencillas reglas que te acabo de explicar ya tienes lo suficiente para turbocargar tu día.

Sin embargo, hay más: en el libro The Pomodoro Technique, Francesco Cirillo ofrece recomendaciones para mejorar tu proceso de planificación y manejar las interrupciones que inevitablemente se presentarán. Para hacerte una idea mira este vídeo.

La técnica Pomodoro funciona porque aplica herramientas psicológicas que favorecen la concentración:

  • Te fija un objetivo claro (trabajar enfocado en una tarea durante 25 minutos)
  • Tiene un disparador o gatillo (el inicio de la cuenta atrás en el temporizador)
  • Establece una rutina (bloquear interrupciones y trabajar sin pausa durante 25 minutos)
  • Prescribe una recompensa al terminar cada Pomodoro (un descanso de 5 minutos en el que puedes hacer lo que desees)

Los descansos son esenciales para la recarga, así que es fundamental que durante estos periodos te levantes de tu escritorio y despejes tu mente. Te sugiero algunas actividades:

  • Estírate
  • Camina
  • Has un poco de ejercicio: sentadillas, flexiones de pecho, jumping jacks
  • Escucha canciones que te gusten
  • Toma un refrigerio
  • Concéntrate en tu respiración

Si quieres usar una app te sugiero Toggl: además de ofrecer el temporizador mandatorio, enlaza con las principales aplicaciones de productividad en el mercado.

Combina la técnica Pomodoro con unos objetivos bien definidos, recuerda que movimiento no es igual a progreso. Si necesitas ayuda, te sugiere leer mi post sobre cómo fijarte metas y alcanzarlas.

Si deseas conocer más sobre la técnica Pomodoro visita la web de Francesco Cirillo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*