El mundo moderno nos bombardea con distracciones. El acceso fácil a internet, las notificaciones instantáneas y un mercadeo personalizado cada vez mejor diseñado obstaculizan nuestros esfuerzos por ejecutar tareas con alto compromiso cognitivo.

Ante la dificultad para concentrarnos, asistimos a reuniones, hablamos por teléfono y leemos emails.

Sustituimos ser productivos por estar visiblemente ocupados. Pero al final del día es poco lo que hemos logrado.

En un entorno cada vez más cargado de entretenimiento no solicitado, conseguir trabajadores del conocimiento capaces de desatender las distracciones y centrarse en el trabajo significativo es cada día más raro y valioso.

Este es el argumento que ofrece el profesor de ciencias computacionales y experto en productividad personal Cal Newport en su libro Deep Work: Rules for Focused Success in a Distracted World, editado en 2016.

En Deep Work, Newport presenta una convincente defensa del trabajo profundo y ofrece los siguientes consejos para aumentar nuestra capacidad para enfocarnos en actividades que añaden valor, mejoran nuestras habilidades y son difíciles de replicar:

  • Incorporar rituales y rutinas en nuestra vida laboral que faciliten mantenernos concentrados sin depender de la voluntad. Fijar horarios y/o lugares en los que nos desconectamos para dedicarnos al trabajo exigente son dos de sus recomendaciones. Newport también sugiere preestablecer cómo trabajaremos y cómo usaremos el entorno a nuestro favor.
  • Dedicar la mayor parte del tiempo a esos pocos asuntos muy importantes cuya completación nos acercará más a nuestras metas ambiciosas. Adicionalmente, Newport aboga por planificar cada jornada, poner límites al trabajo y hacernos difíciles de ubicar como estrategias para evitar involucrarnos en tareas poco significativas.
  • Actuar sobre las causas impulsoras de resultados. Por ejemplo, Newport señala que como escritor, en vez de medirse en función del número de escritos que publica cada año (resultado), se enfoca en el número de horas de trabajo diario requeridas para alcanzar su meta (indicador explicativo). Así puede corregir las desviaciones antes de que se reflejen en su producción escrita.
  • Llevar un marcador visualmente atractivo donde registremos el desempeño en nuestros indicadores explicativos. Servirá como fuente de motivación, registro y recordatorio de a dónde queremos llegar, donde estamos y dónde deberíamos estar.
  • Abandonar por completo las redes sociales o fijarnos lugares y límites de tiempo para revisarlas y navegar por internet.
  • Deep Work es un libro de lectura recomendada para trabajadores del conocimiento interesados en desarrollar su capacidad de concentración. Para conocer más sobre el enfoque de Cal Newport puedes ver esta charla TED donde explica porqué deberíamos abandonar las redes sociales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*